lunes, 28 de mayo de 2007
SOCIOLOGIA
TEMA I Y II


Sociología


Origen y Carácter Determinante en la Revolución Industrial Francesa


La sociología aparece producto del surgimiento y desarrollo de la sociedad industrial. Su contexto geográfico e histórico fue la sociedad Europea (Francia, Alemania e Inglaterra) de finales del siglo XVIII y principios del XIX.
La sociología es la ciencia que estudia el desarrollo, la estructura y la función de la sociedad. La sociología como disciplina distintiva tiene como origen poco más de un siglo de edad, considerándose como la más joven de las Ciencias Sociales.
La sociología se basa en la idea de que los seres humanos no actúan de acuerdo a sus propias decisiones individuales, sino bajo influencias culturales e históricas y según los deseos y expectativas de la comunidad en la que viven. Así, el concepto básico de sociología es la interacción social como punto de partida para cualquier relación en una sociedad.
Las ideas que interesan destacar en torno a la aparición de la sociología dominante de la época eran el conservadurismo, liberalismos y el radicalismo.
La primera definición de sociología fue propuesta por el filósofo francés Auguste Comte. En 1838, Comte acuñó este término para describir su concepto de una nueva ciencia que descubriría unas leyes para la sociedad parecidas a las de la naturaleza, aplicando los mismos métodos de investigación que las ciencias físicas. El filósofo británico Herbert Spencer adoptó el término y continuó el trabajo de Comte.
Hasta finales del siglo XIX la sociología no comenzó a ser reconocida como disciplina académica. En Francia, Émile Durkheim, heredero intelectual de Saint-Simon y Comte, comenzó a enseñar sociología en las universidades de Burdeos y París. Durkheim, fundador de la primera escuela de pensamiento sociológico, destacaba la realidad independiente de los hechos sociales (independientes de los atributos psicológicos de las personas) e intentaba descubrir las relaciones entre ellos. Durkheim y sus seguidores estudiaron ampliamente las sociedades no industrializadas de forma similar a como, más adelante, lo harían los antropólogos sociales.
En Alemania, la sociología fue reconocida formalmente como disciplina académica en la primera década del siglo XX, en gran parte gracias a los esfuerzos del economista e historiador alemán Max Weber. Frente a los intentos por parte de Francia y de los países de habla inglesa de modelar la disciplina según las ciencias físicas, la sociología alemana se basó en una amplia erudición histórica modulada por la influencia del marxismo, muy presente en el trabajo de Weber. Los esfuerzos del filósofo alemán Georg Simmel por definir la sociología como una disciplina independiente, subrayaron el enfoque humano del idealismo filosófico alemán.
En Gran Bretaña, la sociología sufrió una lenta evolución. Hasta la década de 1960, la enseñanza de esta disciplina se limitó básicamente a una institución académica, la London School of Economics de la Universidad de Londres. La sociología británica combinaba el interés por el cambio social evolutivo a gran escala, con el interés práctico por problemas administrativos del Estado de bienestar.
En la segunda mitad del siglo XX, cuando ya había decaído el interés por las teorías evolutivas de Comte y Spencer, la sociología comenzó a estudiar determinados fenómenos sociales como el delito, las desavenencias matrimoniales y la aculturación de los inmigrantes.
El centro más importante del estudio de la sociología antes de la II Guerra Mundial (1939-1945) fue la Universidad de Chicago (EEUU). Allí, el filósofo estadounidense George Herbert Mead, formado en Alemania, destacaba en sus trabajos la influencia de la mente, el yo y la sociedad en las acciones e interacciones humanas. Este enfoque (conocido posteriormente como interaccionismo simbólico') hacía hincapié en los aspectos micro sociológicos y psicosociales. En 1937 el sociólogo estadounidense Talcott Parsons utilizó las ideas de Durkheim, Weber y del sociólogo italiano Vilfredo Pareto en su obra principal La estructura de la acción social, ampliando así el enfoque estrecho y limitado de la sociología estadounidense, y centrándose en el estudio de la acción social. En la Universidad de Columbia, el sociólogo estadounidense Robert Merton intentó vincular la teoría con una rigurosa investigación empírica de recopilación de datos.
Durante mucho tiempo se ha identificado la sociología con una amplia reconstrucción evolutiva del cambio histórico en las sociedades occidentales y con el estudio de las relaciones e interdependencias entre instituciones y aspectos de la vida social (economía, Estado, familia o religión). Por esta razón, se consideraba a la sociología como una disciplina sintetizadora que intentaba integrar los resultados de otras ciencias sociales. Aunque estos conceptos sobre el ámbito y el enfoque de la sociología siguen siendo válidos, actualmente se tiende a considerarlos como una parte de la teoría sociológica que a su vez sólo es un área de la ciencia de la sociología.
La teoría sociológica también engloba el estudio y el análisis de conceptos básicos comunes a todas las esferas de la vida social estudiadas por los sociólogos. El énfasis puesto en las investigaciones empíricas, realizadas con métodos de investigación estandarizados y a menudo estadísticos, desvió la atención de los sociólogos desde la visión abstracta de los estudios del siglo XIX hacia áreas más concretas de la realidad social.

Los Padres Fundadores De La Sociología

Un sociólogo muy destacado en España, Salvador Giner, afirma que la Sociología estudia “la sociedad humana, mas concretamente las diversas colectividades, asociaciones, grupos e instituciones sociales que los humanos forman (…) también estudia el ser humano en la medida en que su condición debe ser explicada socialmente, así como los resultados sociales de sus intenciones y comportamiento. (…) Investiga la estructura, los procesos y la naturaleza de la sociedad humana en general” (Giner, 1996:10)
Varios grandes teóricos del siglo XIX pusieron las bases para el desarrollo de la nueva ciencia: Saint-Simon fue el precursor, Augusto Comte es quien debemos la acuñación de este término; Emilio Durkheim desarrolló enfoques de estudio e investigación que dieron un verdadero estatuto científico a la nueva disciplina; y finalmente Carlos Marx y Max Weber contribuyeron, con su gran capacidad analítica, al desarrollo de las bases teóricas de la nueva ciencia de lo social. Este reducido grupo de personas conforman el núcleo básico de lo que generalmente se conoce como padres o pioneros de la Sociología.

La Sociología en la Republica Dominicana

La sociología es una de las ciencias sociales más recientes en la Republica Dominicana. Si bien la aplicación de la misma se hace desde finales del siglo pasado, con la obra de Pedro Francisco Bonó, el positivismo hostociano, el pesisimo de José Ramón López y otros.
Después del ajusticiamiento de Trujillo que se genera en el país una ambiente de cambios y un gran interés de la comunidad internacional por apoyar esos cambios, uno de los programas de cooperación para el desarrollo, conducido por la OEA, favoreció la transformación democrática de la Universidad Autonomía de Santo Domingo, ampliando la cobertura y diversificando la oferta curricular.
Una de las nuevas carreras propuestas para impulsar las transformaciones esperadas fue la sociología, vista como un recurso importante para enfrentar los problemas de desarrollo y del cambio social. El país necesitaba profesionales que desempeñaran el procesos de modernización en que entraría la nación Dominicana, al respirar los nuevos aires de libertad y democracia que habían segundo al desplazamiento del oscurantismo Trujillista.
El Marxismo se convirtió en el arma doctrinaria de los revolucionarios e irrumpió con mucha fuerza en el mundo científico de esa época.
En el caso de la Republica Dominicana, por estar en los primeros años, la producción investigativo fue muy limitada y estuvo a cargo de profesores extranjeros que llegaron al país como asesores para impulsar la creación y desarrollo de la escuela. En los años 70, cuando la sociología había madurado en el continente surgió la corriente teórica mas identificada con la realidad latinoamericana: La Teoría de la Dependencia que recupera toda la teoría Marxista y hace énfasis en las limitaciones de capitalismo para afrontar y resolver lo problemas de los países subdesarrollados.
Existen dos departamentos de sociología: uno en la UASD y otro en UNPHU; los cuales se emulaban en el desenvolvimiento de sus funciones, pudiendo decir que concentraban un excelente profesorado, buenos investigadores, un estudiantado motivado y unas autoridades universitarias identificadas con el desarrollo de las ciencia sociales.





























TEMA II

Objetivos del estudio de la sociología


Tratar de relaciones entre disciplinas y los limites del campo propio de cada una es un tema difícil y no resuelto, por que cuanto mas se lo analiza, es menos lo que puede concluirse respecto de las fronteras de casa ciencia y mas lo que puede señalarse sobre proximidad, superposición y confusión de limites.

La teoría sociológica esta dominada por un conjunto de planteamiento, principios concepciones e ideas de carácter heterogenias y contradictorios. En torno a su enfoque existen profundas diferencias de criterios entre los sociólogos. La naturaleza de las ciencias sociales y en particular de la Sociología es diferente a la las Ciencias Naturales, en las cuales se advierte una mayor homogeneidad teoría metodologiíta.

Las ciencias físicas y sociales se ocupan del estudio de la naturaleza, y entre ellas, las ciencias sociales del estudio de la vida social y el comportamiento humano. Ellas comparten su campo con las humanidades, que tratan del estudio sistemático, no necesariamente científico en los términos que definimos antes, de los productos culturales.

En las ciencias sociales el problema es mayor por la dificultad de precisar el objeto de casa una. La sociología trata de descubrir la estructura básica de la sociedad humana, identifican las principales fuerzas que mantiene unidos o que separa a los grupos, las condiciones del cambio en la vida social. Sin embargo. Difícilmente el estudio de estos campos pueda serles atributo con exclusividad.

Para establecer el objeto de estudio de las Sociología es pertinente explicar cual es la relación y las diferencias que existen entre la Sociología y las demás ciencias, especialmente las Ciencias Sociales, para dejar claramente sentado que no estudia la sociología y evitar así condiciones, debido a que la tarea de investigar la conducta social y sus resultados es compartida con las otras ciencias sociales concretas: la antropología, cultura, la ciencia de derecho, la economía, la psicología y la historia. Etimológicamente, el vocablo Sociología significa estudio de la sociedad en un nivel alto de generalización o abstracción.

Desde su aparición, la sociología se enfrento con una multiplicidad de conocimientos preexistentes sobre el hombre, algunos científicos y otros no. En la busque de una precisión mas explicita, en torno al objeto de estudio de la Sociología, Timassheff establece una diferenciación en lo que respecta al estudio de los hombres en interdependencia, entre la Sociología, la Historia, las Ciencias Sociales concretas y la Filosofía Social.



Relaciones Y Diferencias Entre La Sociología Y Las De Mas Ciencias Sociales Concretas

La Sociología no se interesa por la estructura corporal del hombre, ni por el funcionamiento de sus órganos. Se interesa por lo que ocurre cuando los hombre se reúnen, cuando los seres humanos forman masas o grupos, cuando cooperan, luchan, se denominan unos a otros, se persuaden o se imitan, desarrollen o destruyan la cultura. La unidad de estudio sociológico no es nunca un individuo, sino siempre dos individuos por los menos que se relacionan entre si de alguna manera.

Como se observa, no es fácil definir el objeto propio de una ciencia social; se entiende entonces la dificultad mayor de precisar los campos de ciencia sociales próximas.

• Sociología y la filosofía social

A partir del antiguo proceso por el cual la filosofía se erigió en el pensamiento rector del mundo occidental, las diversas ciencias fueron separándose de ella. Las ultimas de hacerlo fueron las ciencias sociales y, entre ellas, la sociología. Durante gran parte de la historia intelectual de Occidente la filosofía resumió el conocimiento utilizable por el estudio del hombre y de su sociedad, pero, en general, la información social se vio conducida por los objetivos y métodos propios de ese conocimiento filosófico. En su preocupación por la vida perfecta, la filosofía social tradicional se había interesado mucho más por el cultivo sistemático de actitudes ante el mundo y el hombre que por la reconciliación de los hechos y su verificación. LA SOCIOLOGIA NO ES UNA FILOSOFIA SOCIAL, por que no intenta comprender la realidad en su conjunto, en su totalidad, en vista de que el filósofo social explica la sociedad de acuerdo con la explicación que él da de la realidad total.


• Sociología e Historia

La historia es otra ciencia que intenta comprender a los hombres en interdependencia en sus configuraciones pasadas. – La historia estudia el pasado humano como una sucesión de acontecimientos concretos y únicos, de situaciones, de procesos.

El historiador trata de reconstruir el pasado con muchos detalles empíricos, exactamente como sucedieron. Ejemplo la Tiranía Trujillista, el proceso de transición hacia la Democracia, la Revolución del 24 de abril hechos que no volverán a repetirse. El historiador muestra lo variable; el sociólogo señala lo constante y recurrente, es decir, la Sociología descompone estos hechos y formula las leyes que los gobiernan.

La historia y la sociología son dos ciencias globales, susceptibles de extender su curiosidad a cualquier aspecto de lo social. Por tanto, el sociólogo no puede sentirse desterrado en los campos de la historia: encuentra allí sus materiales, herramientas, vocabularios, problemas e incertidumbres. Con mayor precisión puede señalarse que el historiador suele partir del examen de una partícula de hechos, mientras que el sociólogo se basa normalmente en una generalización y se propone propone probarla mediante el examen de un cierto numero de series similares de hechos. Pero cuanto más se profundiza en la posible distinción, mas resulta que ambas disciplinas no puedan ser separadas radicalmente. Se trabajo con el mis material, el hombre en sociedad.


• Sociología y economía

En el tratamiento tradicional de la ciencia, la economía trata de estudiar el modo como las personas deciden, con o sin uso de dinero, el empleo de recursos escasos para producir diversos bienes y servicios y distribuirlos para su consumo.

Limitado así su campo, el economista puede, por simplificación, crear soluciones teóricas a los problemas económicos, pero a costa de marginar el mundo no económico. El desarrollo de la sociología influyo en este cuadro, aunque es evidente la abundancia de estudios y trabajos económicos que prescinden de los factores sociales; por ejemplo, los que determinan la necesidad de aumentar la presión tributaria para lograr el equilibrio financiero estatal, sin prestar atención a la alteración de la estructura social que generan, a la funcionalidad de la economía informal, o al arraigo cultural de la evasión impositiva, que condiciona la aplicación de las leyes fiscales. No obstante ello, la sociología económica ha resultado y no económicas es clara, ya que la económica es parte de la vida social, y las normas que las rigen forman parte de la cultura. Un área especial de los estudios de sociología económica corresponde a los llamados países subdesarrollados o en vías de desarrollo.


• Sociología y ciencia del derecho

La ciencia del derecho es una ciencia normativa, es decir, se ocupa de las normas que constituyen un ordenamiento jurídico, sistema que se considera dotado de validez (sanción por el órgano competente dentro de una jerarquía que parte de la Constitución). Esto significa que, al igual que la economía, es posible estudiar el “derecho” como un conjunto de normas a partir de su consistencia interna, relaciones y conceptos que se encuadra involucrados en ellas, con prescindencia de su aplicación concreta a la vida social. Si bien es cierto que la eficacia del orden jurídico (es decir, el genérico cumplimiento por parte de los destinatarios de las normas) se supone, a la ciencia del derecho tradicional no le interesan particularmente las condiciones de aplicación de cada institución o norma jurídica. Esto es, en general, inquietud de la sociología jurídica, disciplina cuyos orígenes teóricos son antiguos (se remontan por lo menos a fines del siglo anterior, aunque sus presupuestos son tan remotos como las primeras reflexiones sobre el derecho), pero cuyo desarrollo empírico es reciente.

Resumiendo una compleja problemática, puede sostenerse que el derecho es una norma porque establece un modelo de conducta que recibe una sanción en caso de incumplimiento. Pero ese carácter de norma lo comparte con muchos otros patrones normativos incorporados a la cultura (Ejemplo, los usos, las costumbres, las normas éticas y religiosas, la magia – forma que no ha desaparecido de las sociedades modernas, bajo la forma de seudo ciencias -), diferenciándose solo por el tipo de sanción, que es aplicada por un órgano especifico creado por el que mismo ordenamiento (tribunales de justicia). Pero se ha dicho que el derecho no es solo una norma; también expresa un valor (un cierto criterio acerca de lo que es justo, de que modo se protege la seguridad, una cierta jerarquía de bienes a proteger, una concepción del orden social, etc.), y en definitiva resulta siempre observable a partir de la conducta de los agentes sociales. Así se ha sostenido (por la escuela del trialismo jurídico) que el derecho es norma, es valor y es hecho social, y que según se ponga el acento en cada uno de esos aspectos (presentes siempre todos), resultara un tipo distinto de enfoque: el primero es normativo, tradicional, y refiere a las normas tal como han sido establecidas en el orden jurídico de un país. Así suelen estudiarse la mayor parte de las materias de un plan de estudio de abogacía.

En la práctica, la Sociología ha desarrollado la tendencia a anexionarse a los campos de estudio social que no ha sido ocupado por las antiguas Ciencias Sociales, por Ejemplo el estudio de la familia, y a aplicar sus generalizaciones a los campos de estudio social en que las ciencias sociales particulares se han limitado a describir, clasificar y comparar. De ahí han nacido ramas de la Sociología o como se les denomina, Sociología especiales, tales como, la Sociología Política, la Sociología Jurídica, la Sociología Rural – Urbana, de la Religión, del Arte, de la Familia, etc.

La Sociología, vista como el estudio de la sociedad humana y el comportamiento en los contextos sociales es una ciencia dedicada a develar las fuerzas sociales que determina las interacción y la compleja red de relaciones sociales, desde una perspectiva estructural, agra escala, totalizadora de las situaciones sociales, hacia como están estructuradas y hacia que efectos tienen a largo plazo, sin perder de vista la perspectiva de acción, es decir, las creencias subjetivas y las expectativas en las que se basa la acción del individuo en el marco de los modelos sociales. Ambos puntos de vista ofrecen valiosos aportes en el estudio de la naturaleza de la interacción social.


Objetivos






• Conceptos funcionalistas, entender el flojo de esta teoría y sus diferentes enfoques.
• Características principales de la corriente funcionalista de la época
• Relaciones entre las diferentes teoriza funcionalistas según sus exponentes.
• El Carlos Marx
• Sociología Marxista, aportes y criticas.
• Características y objetivos de la sociología marxista

















SUB. TEMAS





• Teorías funcionalistas

• Conceptos funcionalistas basados den las teorías de Comte, Spencer, Durketeim, Malinowisky y Person.

• Raíces Historias del funcionalismo.

• Errores y Debilidades de la corriente funcionalista

• Carlos Marx, Concepto de su ideología sociológica

• Teoría Marxista







Funcionalismo


Es una corriente teórica surgida en Inglaterra en los años 1930 en las ciencias sociales, especialmente en sociología y antropología social. Tiene un enfoque empirista que preconiza las ventajas del trabajo de campo. Hasta el siglo XIX, la mayoría de las labores se realizaban en un gabinete, mediante relatos sesgados de viajeros. El funcionalismo abrió el camino de la antropología científica, desarrollándose luego con gran éxito en Estados Unidos.

Bajo esta mirada, las instituciones sociales serían medios colectivamente desarrollados para la satisfacción de las necesidades biológicas y culturales; los define, por lo tanto, por el cumplimiento de una función social, y no —como se hacía generalmente— por las circunstancias históricas de su desarrollo. Enfatiza, por lo tanto, las medidas que las instituciones toman para alcanzar los fines socialmente valorados; en la escuela funcionalista americana, basada sobre todo en la obra de Talcott Parsons, se pone un énfasis particular en el mantenimiento de la estabilidad social.
El nombre de esta escuela se deriva del hecho de que para el etnógrafo polaco Bronislaw Malinowski, seguidor de las teorías sociológicas del francés Émile Durkheim, las culturas se presentan como todos "integrados, funcionales y coherentes". Por lo tanto, cada elemento aislado de la misma solo puede analizarse considerando los demás. Este autor estudia entonces la cultura y demás hechos sociales, como por ejemplo las instituciones en las que estos están "concentrados", en función de cómo se organizan para satisfacer las necesidades de un grupo humano, es decir, todas aquellas tareas u objetivos que tienden a mantener y conservar los organismos de la sociedad y a esta como tal, incluyendo sus modelos culturales.
La teoría funcionalista, a diferencia de lo que opinaba la Teoría de usos y gratificaciones considera a la sociedad como una totalidad marcada por el equilibrio, y en la que los medios tienen una gran importancia dentro de la estabilidad social. Las sociedades disponen de mecanismos propios capaces de regular los conflictos y las irregularidades; así, las normas que determinan el código de conducta de los individuos variarán en función de los medios existentes y esto es lo que rige el equilibrio social. Por tanto podríamos entender la sociedad como un "organismo", un sistema articulado e interrelacionado. Una totalidad constituida por partes discretas. A la vez, cada una de estas partes tiene una función de integración y mantenimiento del propio sistema.
La teoría funcionalista se basa en la teoría de sistemas. Establece que la sociedad se organiza como un sistema social que debe resolver cuatro imperativos fundamentales para subsistir:

• Adaptación al ambiente.
• Conservación del modelo y control de tensiones.
• Persecución de la finalidad.
• Integración.

De acuerdo al rol que asuman los subsistemas para resolver estos problemas fundamentales, actuaran como funcionales o disfuncionales.
Por ello, algunos autores piensan que los funcionalistas tienen una visión biologicista de la sociedad, es decir, entienden la sociedad como una entidad orgánica cuya normalidad viene postulada por fenómenos que se repiten regular y sistemáticamente. La "salud" de la sociedad depende de la integración funcional de sus partes en el conjunto. El encargado de la integración es el sistema institucional, por lo que la forma de poder institucional queda así naturalizada.


Bases De La Teoría Funcionalista

Empirismo
El empirismo es una de las bases de la teoría funcionalista. Es una corriente filosófica del siglo XVIII que busca conocer la realidad a través de la observación de los fenómenos observables. La explicación de los acontecimientos se obtiene para los empiristas mediante la construcción de leyes generales y las relaciones causales entre fenómenos observables.
Positivismo
Otra doctrina filosófica que influyó en la construcción del pensamiento funcionalista es el positivismo. Su concepción de la realidad sólo se sostiene en aquello que puede ser experimentado por los sentidos, es decir, sólo el conocimiento científico puede llegar a ser un conocimiento verdadero y la mitología, la religión o la metafísica son tenidas por falsas e inútiles.
La doctrina positivista presupone que el ser humano puede alcanzar la posibilidad de enunciados tan apegados a la objetividad del mundo que carezcan de toda mediación por parte de la mirada, el sujeto o el discurso.


Percepción Conceptual.



Robert Montón, en su obra TEORÍA Y ESTRUCTURAS SOCIALES, delimitan con gran claridad y precisión los principales significados del concepto función.

Un sistema social es un sistema real en que las partes desempeñan funciones esenciales para la subsistencia del todo y en consecuencias son ínter independiente y están más o menos integrados.

En síntesis, es importante insistir en que el análisis funcional se sitúa siempre en el ceno de un conjunto, de un sistema social, y que, por lo tanto, se de un análisis interno: buscar las relaciones funcionales entre los diferentes elementos, es situarse en el ceno de la maquina. Pero en el momento que uno se sitúa en el ceno de un sistema que funciona automáticamente tiende a explicar las razones por la funciona y consiguientemente a justificar su funcionamiento.



Raíces Histórica


Las influencias más poderosas sobre el funcionalismo estructural contemporáneo lo ejercieron tres sociólogos clásicos, Augusto Comte, Herbert Spencer y Emile Durkheim.

Comte tenía una concepción normativa de las “buenas” sociedad, que le llevo a interesarse por los fenómenos sociales que contribuyan a la constitución de esa sociedad. También tenía una concepción del equilibrio de la sociedad. Consideraba los sistemas sociales como sistemas orgánicos que funcionaban de un modo muy similar a los organismos biológicos.

De tal manera aun que su organismo le condujo a estudiar el todo social y las contribuciones de los aportes al todo, su utilitarismo le llevo a analizar los actores que persigue su interés. Identifico varias semejanzas entre el organismo social y el individual, del organismo social y la ley de evaluación social.

El interés de Durkhelim por los hechos sociales reflejaba una preocupación por los aportes del organismo social y sus interrelaciones, y por la influencias de aquellos en la sociedad como un todo. En temimos de funcionalismo estructural desarrollo multitud de ideas sobre las estructuras, las funciones, y su relación con las necesidades de la sociedad.

Teoría del funcionalismo de MALINOWISKY

Al exponer su teoría científica de la cultura reinvidica para la antropología cultural el papel de ciencia generalizadora y rechaza la tosca concepción del funcionalismo que lo reduce al casi inútil enunciado de que: “TODO SE RELACIONES CON TODO”.

Cada institución desempeña una función social, locuaz quiere decir que satisface una necesidad social reconocida.

Teoría del funcionalismo de COMTE

Comte tenía una concepción normativa de las “buenas” sociedad, que le llevo a interesarse por los fenómenos sociales que contribuyan a la constitución de esa sociedad. También tenía una concepción del equilibrio de la sociedad. Consideraba los sistemas sociales como sistemas orgánicos que funcionaban de un modo muy similar a los organismos biológicos fue su concepto mas influyente.

Teoría del funcionalismo de SPENCER

Inicio con el organicismo que le condujo a estudiar el todo social y las contribuciones de las partes de todo. Identifico varias semejanzas entre el organismo social y el individual, desarrollo sus teoría sobre las necesidades del organismo cual y la ley de la evolución social. Además empleo los términos estructura y función.
Teoría del funcionalismo de MIRTON

Desarrollo la idea de difusión para señalar que la estructura o institución, del mismo modo que podía contribuir el mantenimiento de las partes del sistema social, podrías tener consecuencias negativas por ellas. Introdujo los conceptos Función Latente Y Función Manifiesta.

Funciones Manifiestas: Se refiere a las consecuencias objetivas de una unidad social o cultural especifica que contribuye a su adopción o adaptación, y que fueron deseadas por los participantes, son intencionadas.

Funciones Latentes: las funciones latentes se refiera a consecuencias indeliberadas, no reconocidas y no intencionadas.

Críticas y Errores

Principales criticas: La teoría funcionalista ha engendrado múltiples y barridas críticas de carácter teórico metodológico que han provocado periódicos y constantes reformulaciones.

Se considera al funcionalismo como un enfoque incapaz de considerar la dimensión histórica como variable esencial para el cabal conocimiento de los fenómenos sociales, es decir que es intrínsicamente antihistórico.

El funcionalismo observa que resulta mas apropiado para el análisis de estructura estáticas que para el de los procesos de cambios los funcionalista asigna muy poco o ninguna importancia a las transformaciones sustanciales que se producen en el seno de las estructuras sociales que estudia el científico social.

Los planteamientos en trono a que el funcionalismo es incapaz de considerar la historia el cambio y el conflicto ha llevado a afirma que el funcionalismo es de carácter ideológico conservador.

La Teoría Marxista De La Sociología


El pensamiento marxista mantiene la unidad de la realidad y del conocimiento, de la naturalaza y del hombre de las ciencias de la materia y del las ciencias sociales.

Explora una totalidad en el futuro y en la actualidad; una actualidad que incluye y aspectos tan pronto complementarios como distintos o contradictorios, no es historia, sociología, psicología, pero comprende esos puntos de vista, aspecto, niveles, ahí reside su originalidad, su novedad y su duradero interés, es posible examinar las obras de Marx reconociendo en ellas una sociología de la familia, ciudad campo, grupos sociales, clases, sociedades en su conjunto, del conocimiento, del estado. La teoría marxista y funcionalista han sido enriquecidas y desnaturalizada por sus seguidores. La producción marxista e inmersa tanto para los marxistas ortodoxos, como de las neomarxista.

La teoría marxista ha sufrido declinación, pero no ha muerto como teoría filosófica, sociológica, económica, pero están en proceso de reformulación, debido a su carácter dialéctico. Esta para el desarrollo económico histórico y productivo, es eterna y sirve de base para el estudio de las relaciones y fenómenos sociales.

Marx centro toda su atención al estudio de la sociedad capitalista, sus leyes económicas y sociales, el proceso de producción, los productos de ese proceso y la manera de cómo ese proceso alienaba a los hombres. La alineación se produce entre dos clases antagónicas, unos pocos capitalistas poseen el control de los medios de producción, producción, productos, se apropian de los que trabajan para ellos. En la sociedad capitalista las personas trabajan para grupos pequeños y no para si mismo.

Marx consideraba que las personas eran esencialmente productivas. Es imposible escogen una única obra de la de marx porque su pensamiento desarrolla en todas sus obras un tomando de filosofía materialista, sociología, política, económica, de ahí entre los mismo marxistas no existe un criterio de unidad en lo que se refiere a la sociología marxista.


Algunos De Los Principios Del Materialismo Histórico


1. Carácter primario de ser, derivado de la conciencia social.

2. carácter primario del aspecto material de la realidad, secundaria del aspecto ideal de ella.

3. aspecto primario determinante de la base económica y el derivado de la superestructura.

4. Del determinismo histórico aplicado a la sociedad.

5. el dialecto del desarrollo ser concreta en el principio del progreso social.


La sociología marxista distingue dos clases de leyes del desarrollo del funcionalismo de las diversas formaciones sociales. Las leyes del desarrollo expresan las diferentes etapas de una formación o de un fenómeno de la vida social. Las leyes del funcionamiento expresan la vitalidad de una formación o de un fenómeno, así como la relación mutua entre los diversos aspectos de la vida social. Las relaciones materiales son aquellas que se forman entre los nombres en el proceso de producción, cambia distribución y consumo de los buenos materiales.



El Positivismo
Sus orígenes

Definición: El Positivismo, es una doctrina filosófica en donde se acepta como conocimiento válido, el saber científico obtenido a través de la experimentación, es decir, con la utilización del método científico, se estudian los hechos y a partir de estos, se deducen las leyes que los hacen valederos.

El termino Positivismo fue utilizado por primera vez por el filósofo matemático francés del Siglo XIX Auguste Comte, no obstante, algunos de los conceptos positivistas pueden perseguirse claramente desde Hume, Kant, y Saint-Simon.

David Hume( 1711-1776) Filósofo escocés, cuyo espíritu analítico le llevó al escepticismo. Considera que el conocimiento esta limitado a los acontecimiento actuales de la existencia, no puede ir más allá, porque no acepta que existan ideas innatas, ya que todos los contenidos de la conciencia provienen de la experiencia, y su teoría principal reside en la asociación de las ideas. Para él, las ideas son copias borrosas sin viveza de las impresiones directas. Tanto la percepción como la reflexión aportan una serie de elementos que se atribuyen a la sustancia como soporte de ellos, no limita su crítica a la sustancia material, sino al propio yo. Esto significa que las causas y hechos del mundo físico no se pueden entender, ni por mucho, ni poco; solamente la creemos porque la naturaleza se comporta siempre así. El escepticismo de Hume no pone en entre dicho la ciencia, pero le pone un basamento caprichoso: la costumbre, el hábito, la asociación de ideas, los fenómenos naturales, psicológicos; provocan en él la creencia en el mundo exterior.

Immanuel Kant (1724-1804) Filósofo alemán; formado en el racionalismo, comienza a dudar del valor de la razón al leer a Hume, planteándose el problema del valor y los límites de ésta. La filosofía kantiana, supone una síntesis del racionalismo y del empirismo, cerrando una época filosófica muy importante. Kant procede a un estudio de cómo es posible la construcción de la ciencia, llevando a cabo una reflexión sobre el problema de las relaciones de la razón con la realidad, que en ella aparecen vinculadas.

Raíces Históricas

El término positivismo fue utilizado por primera vez por el filósofo y matemático francés del siglo XIX Auguste Comte, pero algunos de los conceptos positivistas se remontan al filósofo británico David Hume, al filósofo francés Saint-Simon, y al filósofo alemán Immanuel Kant.
Comte eligió la palabra positivismo sobre la base de que señalaba la realidad y tendencia constructiva que él reclamó para el aspecto teórico de la doctrina. En general, se interesó por la reorganización de la vida social para el bien de la humanidad a través del conocimiento científico, y por esta vía, del control de las fuerzas naturales. Los dos componentes principales del positivismo, la filosofía y el Gobierno (o programa de conducta individual y social), fueron más tarde unificados por Comte en un todo bajo la concepción de una religión, en la cual la humanidad era el objeto de culto. Numerosos discípulos de Comte rechazaron, no obstante, aceptar este desarrollo religioso de su pensamiento, porque parecía contradecir la filosofía positivista original. Muchas de las doctrinas de Comte fueron más tarde adaptadas y desarrolladas por los filósofos sociales británicos John Stuart Mill y Herbert Spencer así como por el filósofo y físico austriaco Ernst Mach.


Comte, Augusto (1798-1857)

Filósofo positivista francés, y uno de los pioneros de la sociología. Nació en Montpellier el 19 de enero de 1798. Desde muy temprana edad rechazó el catolicismo tradicional y también las doctrinas monárquicas. Logró ingresar en la Escuela Politécnica de París desde 1814 hasta 1816, pero fue expulsado por haber participado en una revuelta estudiantil. Durante algunos años fue secretario particular del teórico socialista Claude Henri de Rouvroy, conde de Saint-Simon, cuya influencia quedaría reflejada en algunas de sus obras. Los últimos años del pensador francés quedaron marcados por la alienación mental, las crisis de locura en las que se sumía durante prolongados intervalos de cada uno de estos estadios, afirmaba Comte, tiene su correlato en determinadas actitudes políticas. El estadio teológico tiene su reflejo en esas nociones que hablan del Derecho divino de los reyes.

El estadio metafísico incluye algunos conceptos tales como el contrato social, la igualdad de las personas o la soberanía popular. El estadio positivo se caracteriza por el análisis científico o "sociológico" (término acuñado por Comte) de la organización política. Bastante crítico con los procedimientos democráticos, Comte anhelaba una sociedad estable gobernada por una minoría de doctos que empleara métodos de la ciencia para resolver los problemas humanos y para imponer las nuevas condiciones sociales.

Aunque rechazaba la creencia en un ser trascendente, reconocía Comte el valor de la religión, pues contribuía a la estabilidad social. En su obra Sistema de Política Positiva (1851-1854; 1875-1877), propone una religión de la humanidad que estimulara una benéfica conducta social. La mayor relevancia de Comte, sin embargo, se deriva de su influencia en el desarrollo del positivismo.

La Ley de los tres Estados

Según Comte, los conocimientos pasan por tres estados teóricos distintos, tanto en el individuo como en la especie humana.

La ley de los tres estados, fundamento de la filosofía positiva, es, a la vez, una teoría del conocimiento y una filosofía de la historia. Estos tres estados se llaman:

• Teológico.
• Metafísico.
• Positivo.
• Estado Teológico:
Es ficticio, provisional y preparatorio. En él, la mente busca las causas y los principios de las cosas, lo más profundo, lejano e inasequible. Hay en él tres fases distintas:

• Fetichismo: en que se personifican las cosas y se les atribuye un poder mágico o divino.
• Politeísmo: en que la animación es retirada de las cosas materiales para trasladarla a una serie de divinidades, cada una de las cuales presenta un grupo de poderes: las aguas, los ríos, los bosques, etc.
• Monoteísmo: la fase superior, en que todos esos poderes divinos quedan reunidos y concentrados en uno llamado Dios.
En este estado, predomina la imaginación, y corresponde a la infancia de la humanidad. Es también, la disposición primaria de la mente, en la que se vuelve a caer en todas las épocas, y solo una lenta evolución puede hacer que el espíritu humano de aparte de esta concepción para pasar a otra. El papel histórico del estado teológico es irremplazable.

• Estado Metafísico:
O estado abstracto, es esencialmente crítico, y de transición, Es una etapa intermedia entre el estado teológico y el positivo. En el se siguen buscando los conocimientos absolutos. La metafísica intenta explicar la naturaleza de los seres, su esencia, sus causas. Pero para ello no recurren a agentes sobrenaturales, sino a entidades abstractas que le confieren su nombre de ontología. Las ideas de principio, causa, sustancia, esencia, designan algo distinto de las cosas, si bien inherente a ellas, más próximo a ellas; la mente que se lanzaba tras lo lejano, se va acercando paso a paso a las cosas, y así como en el estado anterior que los poderes se resumían en el concepto de Dios, aquí es la naturaleza, la gran entidad general que lo sustituye; pero esta unidad es más débil, tanto mental como socialmente, y el carácter del estado metafísico, es sobre todo crítico y negativo, de preparación del paso al estado positivo; una especie de crisis de pubertad en el espíritu humano, antes de llegar a la adultes.

• Estado Positivo:
Es real, es definitivo. En él la imaginación queda subordinada a la observación. La mente humana se atiene a las cosas. El positivismo busca sólo hechos y sus leyes. No causas ni principios de las esencias o sustancias. Todo esto es inaccesible. El positivismo se atiene a lo positivo, a lo que está puesto o dado: es la filosofía del dato. La mente, en un largo retroceso, se detiene a al fin ante las cosas. Renuncia a lo que es vano intentar conocer, y busca sólo las leyes de los fenómenos.


El Carácter Social Del Espíritu Positivo
El espíritu positivo tiene que fundar un orden social. La constitución de un saber positivo es la condición de que haya una autoridad social suficiente, y esto refuerza el carácter histórico del positivismo.

Comte, fundador de la Sociología, intenta llevar al estado positivo el estudio de la Humanidad colectiva, es decir, convertirlo en ciencia positiva. En la sociedad rige también, y principalmente, la ley de los tres estados, y hay otras tantas etapas, de las cuales, en una domina lo militar.

Comte valora altamente el papel de organización que corresponde a la iglesia católica; en la época metafísica, corresponde la influencia social a los legistas; es la época de la irrupción de las clases medias, el paso de la sociedad militar a la sociedad económica; es un período de transición, crítico y disolvente; el protestantismo contribuye a esta disolución. Por último, al estado positivo corresponde la época industrial, regida por los intereses económicos, y en ella se ha de restablecer el orden social, y este ha de fundarse en un poder mental y social.

Sus postulados afectarán al campo de la teoría práctica de la ciencia
El positivismo es una corriente filosófica que admite solamente el método experimental. Este procede en su parte afirmativa de Saint - Simonismo y en su parte negativa de la aversión al espiritualismo metafísico, esto supone la inicialización de reforma de la sociedad, y tiene tres factores básicos: Estado Teológico, Estado Metafísico y Estado Positivo. Cabe señalar que estaba pensado con el fin de garantizar la justicia y el orden social.
Este pensamiento positivista se mantiene vivo hoy en día a través del llamado “Neopositivismo Lógico”, ciencia que estudia la reforma de la sociedad y la religión.
 
posted by KENDY Y NOEL at 7:04:00 a. m. | Permalink |


1 Comments: